Las familias de los alumnos con necesidades especiales siguen luchando contra la normativa

Las familias de alumnos con necesidades especiales continúan luchando para que se modifique la última orden que regula las actuaciones de intervención en la educación inclusiva. Entre otras cuestiones, este documento aprobado en verano de 2018, establecía nuevos criterios para que un menor mantenga su condición de Acneae (alumno con necesidad específica de apoyo educativo).

Tras la publicación de la orden de 7 de junio de 2018, la asociación Sin Límites (de personas con Altas Capacidades) decidió impugnarla ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). Posteriormente otras asociaciones aragonesas se han adherido para expresar su rechazo a determinados apartados de dicha orden. En diversas organizaciones celebradas a lo largo de este año han participado representantes de Atelfar Asociación TEL de Familias de Aragón, Afada Asociación de Familias Adoptivas de Aragón, Atenciona Asociación Regional Aragonesa de TDA-H, Ada Asociación de Dislexia de Aragón y Adafa Asociación de Acogimientos Familiares de Aragón.

“Valoramos de manera positiva la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de tomar medidas cautelares sobre un punto de la citada orden”,  han explicado en una nota de prensa remitida a los medios de comunicación. En concreto, se trata de aquel que permitía realizar la evaluación psicopedagógica de un alumno sin la autorización previa de su familia o representantes legales. “Este punto no está actualmente en vigor”, han anunciado.

Desde la DGA especifican que ya se ha dado instrucciones a los servicios provinciales y orientadores para que en “toda evaluación psicopedagógica que vaya a iniciarse recoja por escrito que las familias han sido informadas y van a ser partícipes del proceso”. No obstante, la orden se sigue ejecutando con total normalidad. Las asociaciones critican que esta orden impone una serie de condiciones que“dificultan el diagnóstico y la adecuada intervención con el alumnado con necesidades especificas de apoyo educativo”. Entre ellas, destacan que para la mayoría del alumnado se toman actuaciones generales sin realizar una evaluación previa, “ya que ésta sólo se considera necesaria para llevar a cabo actuaciones específicas”.

“En muchos casos el diagnóstico exige que el alumno esté cursando Primaria, impidiendo con ello su evaluación en las etapas de Infantil, contradiciendo el primer punto de los principios generales del Decreto 188 del que deriva la orden y que hace referencia a la prevención de las necesidades con una intervención temprana”, puntualizan. Teniendo en cuenta todo ello, consideran que no perjudica sólo al colectivo de Acneaes, sino que “va en detrimento de la calidad del sistema educativo, y por ello perjudica a todo el alumnado de Aragón”. 

Fuente: www.heraldo.es

Compartir esta Noticia: