La FP, oportunidad para crear cantera de futuros empleados cualificados

El paro entre los jóvenes menores de 25 años aumentó en 6.182 personas (un 2,82 por ciento), según los últimos datos, mientras que entre quienes superaban esa edad lo hizo en 48.189 personas (un 1,73 por ciento). Por eso, elegir bien qué estudiar es crucial para prevenir una situación de desempleo.

La mejor recomendación que hacen muchos expertos es que los jóvenes se encaminen hacia un perfil técnico y profundicen en el área de análisis de datos y de gestión de grandes volúmenes de información. No obstante, la preparación para un trabajo que aún no existe se ve agravado por el hecho de que los estudiantes que ingresan en los programas universitarios no cuentan con las mismas habilidades necesarias que se requerirán en 2030.

A pesar de que la oferta de ciclos formativos crece cada año, aún la demanda no es tan grande. De hecho, muchas familias desconocen qué es la dual, donde la formación se realiza en régimen de alternancia entre el centro educativo y la empresa. El centro educativo impartirá los conocimientos teóricos mínimos e imprescindibles y la empresa completará el resto de contenidos. Las prácticas, que se realizan desde el comienzo de la preparación, son en un entorno real teniendo un tutor tanto en el centro educativo como en la empresa, al mismo tiempo que la empresa cuenta con un alumno-aprendiz que se integra en el proceso productivo de la empresa.

La FP Dual se convierta en una práctica reconocida en los diferentes sectores empresariales e industriales de este país y aún se necesitan más empresas que continúen apostando por esta modalidad, pues es una v.ía óptima para conectar el mundo educativo con las necesidades reales del mercado laboral. La FP Dual es una oportunidad para crear una “cantera” de futuros empleados cualificados. Los alumnos pueden aprender y trabajar con los sistemas más modernos del mercado y unas buenas oportunidades de trabajar en la profesión.

Este sistema de formación, que cuenta con una larga tradición en países como Alemania, Austria, Dinamarca, los Países Bajos y Suiza, en la que entre el 40 por ciento y el 70 por ciento de los jóvenes optan por esta vía, aporta ventajas competitivas como garantizar una inserción laboral superior al 70 por ciento tras los estudios. Las empresas optan por contratar a sus aprendices pues han invertido mucho en ellos, unos conocimientos específicos que, en ocasiones, no se encuentran en los currículos escolares.

Perfiles especializados

La creciente demanda de perfiles cada vez más especializados, el cambio constante de la oferta laboral y el auge de la digitalización en los diferentes sectores, explican el éxito de este tipo de formación en constante contacto con la realidad empresarial.

Pero la realidad es que una de cada cuatro empresas tiene enormes dificultades para encontrar personal que se ajuste a sus necesidades y las familias no recomiendan esta modalidad pues aún se piensa que la formación profesional es para los que “no valen”. Una idea ante la que el Gobierno e instituciones como la Fundación Bertelsmann trabajan para dignificar esta formación. La Alianza para la FP Dual es una red estatal de empresas, centros educativos e instituciones comprometidas con la mejora de la empleabilidad de los jóvenes a través del desarrollo de una FP Dual de calidad. La Alianza también pretende aglutinar las mejores iniciativas y experiencias de FP Dual. La mayor parte de los miembros de la red son empresas que han empezado a implantar la FP Dual muy recientemente.

Mejorar la imagen

Madrid es donde más familias tienen peor imagen de la Formación Profesional (el 74,9 por ciento), según el estudio realizado por Educa2020, Sigma Dos y la Fundación AXA, con un total de 19.000 muestras, de las cuales algo más de medio millar corresponde a la Comunidad madrileña. Además, es paradójico que a mayor nivel educativo por parte de las familias, más rechazan esta modalidad. Sin embargo, para el 49,2 por ciento de familias de la Comunidad de Madrid, la imagen de la FP mejoraría si el Gobierno publicitara estos estudios adecuadamente, mientras que el 46,7 por ciento piensa que se debería otorgar un rango universitario a esta formación para que tuviera una mejor percepción entre las familias y los estudiantes.

Se le está dando más importancia a la FP, pero aún tiene que haber un cambio de mentalidad en las familias, para que no consideren como única opción la universidad, sino que se den cuenta de que los estudios de FP tienen un alto grado de inserción laboral y son una magnífica opción para la educación de sus hijos.

La OCDE ya ha exigido acciones en esta misma línea. Ha pedido que los gobiernos revisen sus estrategias respecto al empleo y los puestos de trabajo para reducir mayores tensiones sociales y económicas. Sin una intervención rápida, muchas personas, sobre todo los trabajadores de baja cualificación, se quedarán atrás en un mundo del trabajo que cambia a gran velocidad. En todos los países de la OCDE, la participación en la formación es inferior entre aquellos que más lo necesitan, incluidos los trabajadores de baja cualificación, los adultos de más edad y los trabajadores con empleos atípicos. Si se quieren aprovechar los beneficios de un mundo del trabajo cambiante, es necesaria una revisión en profundidad de los programas de formación a fin de aumentar su cobertura y promover la calidad.

La CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), que juega un papel clave en el desarrollo de la FP Dual aportando su conocimiento del tejido empresarial, aboga por fomentar la especialización de los centros de FP Dual para elevar su calidad y facilitar su integración en los procesos de Producción, e incentivar la movilidad de los jóvenes a aquellos centros de Formación Dual especializados que mejor se adapten a sus capacidades y expectativas profesionales. Asismimo, cree necesario una adaptación del marco regulatorio y administrativo con el fin de facilitar el desarrollo de la FP Dual, y a realizar un seguimiento y evaluación de la política formativa por centros.

La formación de cuadros técnicos irá de la mano con la apuesta por la inversión en tecnología de blockchain y de inteligencia artificial, de hecho, cada vez se apuesta más fuerte por los robots en aquellos trabajos repetitivos de ensamblaje o para realizar, mediante drones o maquinaria inteligente, tareas peligrosas para el ser humano. Es a través de esa formación como se aumenta la empleabilidad de los estudiantes y la competitividad de las empresas.

Hoy, solo un 3 por ciento de los alumnos de formación profesional en España están en la FP Dual, según Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) por lo que se insta a agilizar el proceso conjuntamente con la Administración central, las comunidades y las empresas. Hay regiones como el País Vasco y Cataluña, donde los datos de inserción de la formación profesional superan a los de los universitarios. Además, casi el 75 por ciento de las personas con contratos de aprendizaje de tres años obtienen un contrato indefinido durante los primeros siete años, según la fundación, un porcentaje que baja al 40 por ciento para quienes entran en el mercado laboral con contratos temporales. Segun los expertos, los aún leves incrementos de matriculaciones se deben a una mejora de las condiciones para la creación de las familias de formación dual, como bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social, cofinanciación de los costes de formación y subvenciones a los centros educativos.

Modelo alemán

La duración del aprendizaje depende de su ocupación, pero el período de formación habitual es de entre dos y tres años y medio, dependiendo del país. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, la capacitación en el sistema dual también puede acortarse: si se desempeña particularmente bien, si ya se ha adquirido experiencia laboral o si se tiene un diploma de una escuela superior. En Alemania, Austria o Suiza, con una capacitación en el sistema dual, se gana dinero a la que vez que uno se forma. La compensación en educación suele ser de entre 350 y 750 euros (brutos) en estos países y aumenta con cada año de formación.

El éxito del modelo alemán y su exportación a otros países, pone de manifiesto que la acciones que están desarrollando sí merecen la pena. En su estrategia a corto plazo, el gobierno federal pagará más subsidio de capacitación vocacional, ofrecerán a los refugiados más acceso a esta modalidad (hoy, unos 25.000 refugiados son aprendices en la Cámara de Comercio e Industria) y continuarán desarrollando capacitación asistida, abriéndola a más aprendices.De hecho, en junio, se aprobó el proyecto de ley para una nueva Ley de Formación Profesional que surge de la “Alianza para la Educación y la Capacitación 2019-2021”. Entre las familias más populares se encuentran el sector inmobiliario y los medios de comunicación, seguido de la industria hotelera y la industria del transporte. Además, los idiomas (sobretodo inglés) y las habilidades digitales y las soft skills son enseñadas en esta modalidad, por lo que el componente de internacionalidad y globalidad hace al aprendiz un profesional 360º.

Fuente: www.eleconomista.es