7 de cada 10 personas encuentran trabajo en menos de un año tras estudiar un certificado de profesionalidad

Los certificados de profesionalidad se crearon hace 10 años como un sistema de acreditación para las personas que adquieren una cualificación desarrollando alguna actividad laboral, pero carecen de un título. En la Comunidad de Madrid se implantaron de forma experimental en el curso 2010-2011 y en el conjunto de las convocatorias anuales se han contabilizado ya 45.390 alumnos que han realizado más de 3.000 cursos.

En la actualidad uno de los que están en marcha en esta nueva edición es sobre Programación de Sistemas Informáticos. Aunque para poder matricularse en él se requieren tres años de experiencia o 300 horas de formación en contenidos relacionados con la materia, según ha podido comprobar este periódico entre la quincena de asistentes hay varios que no tenían ni conocimientos básicos previos.

«Eso provoca que las explicaciones sean lentísimas», se queja uno de los alumnos afectados, que sí cumplía con los requisitos, a cambio del anonimato por temor a represalias. «Además, los libros que nos han dado son de 2011, lo más actualizado de lo que hablan es de Windows XP [un sistema operativo en desuso]. Francamente, no creo que a nadie le pueda servir para encontrar un trabajo», añade.

La estadística oficial, en cambio, avala la validez de estos cursos de formación, que en 2019-2020 tendrán un presupuesto de 140 millones de euros. Según los datos del Gobierno regional, el índice medio de inserción laboral de los personas con certificado de profesionalidad al año de haberlo obtenido es del 67%; es decir, prácticamente siete de cada 10 participantes.

«El porcentaje varía según las diferentes familias profesionales, pero no de una manera desproporcionada», señala un portavoz de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad. Así, el mayor éxito laboral se da en Actividades Físicas y Deportivas (84,5%), Seguridad y Medio Ambiente (73,9%) y Transporte y Mantenimiento de Vehículos (73,7%) y el menor en Químicas (50%), Artes Gráficas (52,1%) e Imagen y Sonido (58,8%). Este periódico ha tratado, sin éxito, de conocer la opinión de los sindicatos más representativos sobre estas cifras.

En la Comunidad de Madrid consideran como «incidencias puntuales» los problemas que presuntamente se han registrado en el citado curso de Programación de Sistemas Informáticos. Sin embargo, aseguran que con carácter general «se garantiza la calidad de los contenidos que se imparten» ya que las academias privadas que lo hacen «tienen la obligación de informar de la planificación y la programación» y al final se realiza «una evaluación a partir de cuestionarios a los alumnos».

«Las acciones formativas que conducen a la obtención de certificados de profesionalidad son programas eficaces para la inserción profesional porque responden a necesidades concretas del tejido productivo», defiende Mariola Olivera, directora general de Formación. «Pero no nos conformamos, queremos darle un impulso y eso pasa también por una mayor difusión. Tenemos el reto de que esta formación sean cada vez más conocida no solo por los desempleados, también por trabajadores y empresas», subraya.

Además, la Consejería de Economía y Empleo trabaja en la elaboración de «itinerarios formativos individualizados» y en «sistemas de adjudicación más eficaces y eficientes que la subvención clásica».

Fuente: www.elmundo.es

Compartir esta Noticia: